Sustancias con gran poder antioxidante

Los radicales libres, son unas sustancias tóxicas que forma nuestro organismo cuando realizamos ejercicio físico. Su formación se incrementa con la intensidad.

Los antioxidantes nos permitirán eliminar estos compuestos previniendo así problemas cómo son el envejecimiento precoz, cáncer, y todo tipo de enfermedades degenerativas. En este sentido, hay multitud de artículos que justifican la ingesta de antioxidantes en personas sometidas a un fuerte estrés competitivo (Urso, ML y Clarkson PM, 2003).

Vamos a ver algunos de estos compuestos de uso más generalizado:

Antioxidantes:

Picnogenol: Es un antioxidante natural que proviene de la corteza de una variedad de pino (Pinus Pinaster). Se utiliza en deportes que general hipoxia y en inflamaciones que afecten al sistema muscular. (Rohdewald P, 2002). Es especialmente interesante en alpinismo, montañismo y deportes anaeróbicos. Subministrado en dosis inadecuadas puede tener efectos prooxidantes.

Evidencia científica: C

Acido Alfa-Lipoico: Muy importante para el metabolismo de los Hidratos de Carbono, proteínas y grasas para generar energía (ATP). Adecuado en deportistas de fin de semana o con sobreentrenamiento. No tiene efectos secundarios en las dosis indicadas.

Evidencia cientícia: B

Carnosina: Se le atribuye una mejora frente a la inflamación muscular, y sus efectos antioxidantes se conocen desde 1998 en estudios científicos rusos. Se está investigando su acción antienvenecimiento (Wang AM et al, 2000). Según la investigación de Decker en el año 2000, los preparados comerciales no tienen ningún efecto. Está especialmente indicado en deportistas veteranos.

Evidencia cientícia: B

Melatonina: Se ha visto un efecto favorable en la mejora del sueño nocturno previo a las competiciones (Atkinson G et al, 2003) y ayuda a evitar las alteraciones del ritmo circadiano en la movilidad de los deportistas (Buxton OM et al, 2003). Por ello se recomienda en deportistas sometidos a jet lag.

Evidencia científica: A, para prevenir alteraciones circadianas. B, como antioxidante. C, como ayuda ergo génica.
Antes de su ingesta consultar con el médico ya que puede afectar a atletas con patologías muy diversas.

Ginko Biloba: Mejora la captación de glucosa y oxígeno bajo condiciones de isquémia, estimulando la glucólisis aeróbica y promoviendo el aclaramiento del lactato (Morales MA et al, 2000). Se recomienda en deportes anaeróbicos.

Evidencia científica: A, como antioxidante. B, como ayuda ergogénica. Puede provocar hemorragias, por tanto no se debe administrar junto con anticoagulantes, hierba de San Juan, ibuprofeno y antidepresivos o antiepilépticos.

Colina: Se avala su suplementación en deportes de resisténcia (maratón, triatlón,…) (Conlay LA 1992)

Sin embargo solo se puede producir un déficit en dietas vegetarianas (Warber JP et al, 2000). Se recomienda su consumo en deportistas vegetarianos.

Evidencia científica: D.

A parte de todos estos compuestos mencionados, los antioxidantes los podemos obtener de forma natural potenciando en nuestra dieta aquellos alimentos que aporten dichas sustancias. ¿Qué alimentos pueden ser estos? La grosella negra cruda, el pimiento crudo, las coles de Bruselas, brócoli, zumo de naranja recién exprimido, kiwi , piña, zanahoria Espinaca, boniato, melón Cantalupe, mango, ajo, pipas de girasol, avellana cruda y germen de trigo. Estos son solo algunos alimentos naturales con un alto contenido en antioxidantes, pero que pueden formar una idea de aquello que debemos elegir para completar nuestra dieta diaria.

Hay que tener en cuenta que estudios realizados en estados unidos sobre la función de los suplementos comerciales antioxidantes, especialmente cuando se abusa de ellos, provoca el efecto contrario al deseado. Es decir, incremento de radicales libres. Por el contrario, una ingesta adecuada de alimentos naturales ricos en antioxidantes ayuda a la prevención de enfermedades degenerativas.

Últimos posts
AcidosisSan_Silvestre_2014