Media maratón de Manchester 2016

Desde el momento en el que te inscribes en ella te das cuenta de que se trata de una carrera cuya organización es casi perfecta de principio a fin. La información y atención al corredor es muy buena. La organización manda e-mails con bastante frecuencia en donde ofrecen ofertas de hoteles, packs de fotos o transportes para moverse de la manera más efectiva hacia la salida y la meta.

Eso sí, la inscripción, no es barata. En comparación con otras sale más económico el vuelo de ida y vuelta que conseguir colgarse el dorsal.

En nuestra opinión vale la pena contratar el traslado del aeropuerto a la puerta del hotel y viceversa. Con apenas 14 euros por barba te olvidas de preocupaciones. Si no dispones de mucho tiempo es la mejor opción. En nuestro caso el grupo viajó el sábado y volvimos el lunes de madrugada.

Para los residentes en U.K el dorsal es mandado por correo y si no llega el jueves anterior a la prueba dan un teléfono y email para incidencias. Para los que vienen de fuera la cosa es diferente. Se habilita un lugar y se entrega el sábado por la mañana. Esto es un punto a tener en cuenta si quieres realizar este trámite de la manera más rápida y sencilla. La pena (entre comillas) es que no hay feria del corredor.

La salida de la media es espectacular (como casi siempre) y en un lugar emblemático para los amantes del futbol. Se da en una avenida ancha con varios carriles y con tendencia a bajar hasta prácticamente el kilómetro primero de la prueba.

El recorrido está bien trazado y salvo algún leve repecho es todo prácticamente llano. Idóneo para realizar marca personal. En ningún momento te adentras en el corazón de la ciudad y la verdad, se echa de menos. De alguna manera se podría decir que transcurre por una zona residencial aunque como no conozco muy bien la disposición de las ciudades inglesas no sé si decir esto, es una metedura de pata. Si a lo dicho anteriormente le unes una lluvia constante durante prácticamente todo el recorrido y la ausencia de público (quizás por la lluvia) queda algo deslucido.

La llegada es siempre la parte más espectacular. La presencia de gente es mayor y los ánimos ayudan a superar ese último e interminable kilómetro.

Una vez pasada la meta, y a diferencia de otras pruebas, notas que apenas hay aglomeración. Te entregan rápidamente una bonita camiseta y una bolsa en donde está la medalla que tanto te ha costado ganar y que forma, desde ese momento, parte de tu colección.

En mi opinión vale la pena viajar a Manchester, correr su media y visitar la ciudad. Aunque ésta no es una ciudad espectacular las pintas de cerveza son casi mejor que la propia carrera. Hay que aprovechar y viajar a UK que con esto del brexit nunca se sabe lo que puede pasar…..

Enhorabuena a los calambres que corrieron: Vicent, Alberto, Miguel, Carlos, Jesús, Javi y José.

Últimos posts

Dejar un comentario

Juan f (Plantilla)Tokio 2017 (Noticias)