La hidratación en un maratón

Cuando nos planteamos realizar un maratón, sea el primero en que participamos o no, en nuestra mente en seguida aparece la palabra “entrenarse” y hasta prácticamente los últimos días nos centramos en que nuestro cuerpo este capacitado para recorrer los 42.195m que nos separarán de la meta.

Son solo unos pocos los que deciden días antes los suplementos con que contarán en la prueba y, menos aún, los que deciden con cierta anterioridad qué bebida es la adecuada llevar para un maratón.

En un maratón se producen pérdidas electrolíticas por medio del sudor y será indispensable reponerlas cuanto antes, ya que de lo contrario nos arriesgamos a deshidratarnos. Sí, deshidratarnos. Esto es debido a que, cuándo en nuestro cuerpo se ha eliminado el sodio a través del sudor, éste es incapaz de retener agua, por mucha que podamos llegar a beber durante una competición. Y puede llegar a ser tan grave que provoque consecuencias irreversibles en un deportista e incluso la muerte (un caso como este lo encontramos en Cyntia Lucero durante la participación en el maratón de Boston de 1999).

Por ello y para evitar complicaciones, recomendamos beber en un maratón una bebida isotónica (4-6% de Hidratos de carbono), previamente probada para asegurarnos que no nos provoca ningún tipo de trastorno gástrico, cada 15-20 minutos en cantidades de 100-150ml que corresponderían a 3-4 sorbos.

Últimos posts
JerusalemGlutamina