Crónica Maratón/Medio Maratón Amsterdam 2105

Como en veces anteriores el punto de reunión fue la misma ciudad de destino (Amsterdam) Algunos llegaron antes y otros, por cuestiones laborables, después. Aunque esto no es importante A+B =B+A

Propiedad conmutativa: El orden de los factores no altera el producto.

Resumiendo

El sábado por la mañana nos levantamos bien tempranito con el fin de aprovechar la visita al máximo. Lo primero después de desayunar (de gorra) fue visitar la feria del corredor a apenas siete paradas de metro.
La recogida del dorsal siempre es especial sobre todo cuando planeas un viaje como este desde hace mucho tiempo. Amsterdam y su feria no nos han defraudado. Multitud de stands con novedades y promociones.
La entrega de dorsal bien organizada y rápida.

Amsterdam es, además de la ciudad de los canales, la ciudad de las bicis (más que Moncófar pero sin perros atrás) la ciudad de los quesos de sabores, los molinos, los zuecos de madera, la ciudad de los porros, el barrio rojo y sus escaparates con señoritas( No son farmacias) o los conciertos de música clásica entre otras muchas cosas. Resumiendo: una ciudad 100 por 100 aconsejable para visitar y disfrutar. Si a todo esto se suma una de las maratones más prestigiosas del mundo tenemos doble ración de calamares.

Otro aspecto a tener en cuenta desde el punto de vista social es la ventaja de treinta o cuarenta años que nos llevan de adelanto en que lo que a educación o apertura de mente respecta. Envidiable.

Resumiendo, dimos más vueltas que el abanico de una tonta. Paseamos por el centro, comimos en el barrio chino, paseamos mucho más, café, dulces, cervezas…………… y para rematar el día concierto en la Concertgebouw.

Por lo que respecta a la carrera decir que como corríamos diferentes disciplinas nuestros horarios de salida fueron diferentes.
El primero en debutar Carlos y como siempre plato fuerte. Maratón a las 9:30 de la mañana. Ely algo después sus 8 km.
El resto empezamos la media maratón a las 13:20 (de 9 a 11 y por petición del gestor del club estuvimos viendo el museo Van Gogh).

La cantidad de gente que hay en la salida es increíble pero es casi más increíble que todos vayan encajando sus ganas de correr (y nunca mejor dicho) en las parcelas de salida.

La salida ha sido limpia y desde un primer momento y en compañía de Vicent he puesto rito de crucero. De los kilómetros iniciales a 4:25 hemos pasado a 4;12-15. Los kilómetros pasaban y las fuerzas respondían.
El paso por el 10K ha sido de casi 43 minutos. A partir de este momento hemos aumentado y nos hemos ido a un ritmo de 4:05 el kilómetro que se ha mantenido prácticamente hasta la entrada en el estadio olímpico de Amsterdam. Ha sido algo increíble. Emocionante.

A diferencia de otras veces no he podido disfrutas de los momentos merecidos de relax y distensión. De comentar la batallita con los compañero.

Tenía el tiempo justo de vuelta a casa. En avión salía en tres horas y si no ponía rumbo al hotel me tendría que duchar en el avión (si lo cogía) al estilo de los gatos.

En fin. Una más.
Estoy pensando en la siguiente.

Últimos posts
Foto-destacada-(Plantilla)geles